Hago pájaros de barro y los echo a volar

volar

Ya sé que eres un pájaro, que te gusta volar libre sin estar en una jaula que te aprisione; pero el día que dormida despiertes en mis manos, aun estando cogida, te sentirás más libre que nunca, volarás más alto y soñarás más lejos.

Cuando despiertes bajo mis sábanas, las mañanas serán frescas, acuosas, el pasado quedará infinitamente atrás y el futuro muy muy lejos.

No te preocupes, cuando estés bajo mi influencia, la ventana podrá abrirse para que alces el vuelo cuando quieras; y sé que tu curiosidad por conocer hará que desaparezcas. No importa, quedarás otra vez atrapada en mí sin darte cuenta, movida por una ráfaga inesperada; entonces, quizá ya no pose las yemas de mis dedos entre las plumas de tu pecho provocando sensaciones en tu ser, descubriendo caminos nuevos, inexplorados; quizá ya no te preste mucha atención; quizá volvamos a ser dos extraños. Si eso ocurre es porque así tiene que pasar, porque cada vuelo tiene su propio destino.

4 comentarios en “Hago pájaros de barro y los echo a volar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s