Tiempo

CobrarialaLuzSolar

¡Tú!, tiempo, que estás aquí,
amenazando con un antes y un después:
eres mi aliado,
porque puedo detenerte cuando quiero,
y sentir la quietud de tu eternidad;
y luego puedo montarme en tu tren,
y ver las cosas pasar,
despacio o vertiginosamente,
según mi voluntad.

Como si fuera un fotón,
puedo sentirme un ser discreto;
es decir, individual
como una partícula,
y gozar de mi materialidad
cuando veo tus ojos,
oigo tu voz, siento tu piel.
O puedo sentirme una onda,
con longitud y frecuencia,
sin masa;
solo una perturbación
en el espacio-tiempo.

Sea partícula u onda,
todos dicen que voy muy deprisa,
tanto como la velocidad de la luz;
pero se engañan:
yo estoy quieto,
y son ellos los que pasan raudos,
provocando una perturbación en mí,
llamada onda,
con su longitud y su frecuencia.

Solo cuando te tengo,
cuando siento tu vibración primordial,
se da el milagro de ser
partícula y onda a la vez,
en un mismo tiempo.

P.D. Por si no lo crees: toda materia tiene asociada una onda.

3 comentarios en “Tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s