Atemporalmente

Formas caprichosas

Musgo y liquen en la piedra

Atemporalmente;
me quedo petrificado,
apegado a mi base,
atraído por la gravedad,
sin brazos con los que pueda despegarme,
sin piernas con las que pueda empujar.
Solamente puedo esperar
que el musgo y el liquen
aniden en mí
y me vistan de color,
para que tú, bonita,
te quedes atrapada,
al volver de fiesta,
en el embrujo de su imagen,
bajo las sombras de la noche.
Quizá esa mirada sea suficiente,
para que, en su reflejo,
en las sombras de su imagen,
bajo el embrujo de la noche,
capte tu sentir.

2 comentarios en “Atemporalmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s